29 abril 2012

La Policía seguirá dirigiendo los CIE pero una comisión los vigilará

Los polémicos centros de internamiento de extranjeros (CIE), donde los sin papeles son recluidos hasta que se tramita su expulsión, mantendrán su carácter policial. A pesar de que el ministro del Interior, Jorge Fernández, prometió incorporar nuevas fórmulas de gestión para que los agentes se limitaran a desarrollar labores de seguridad, el director de estas instalaciones seguirá siendo, como hasta ahora, un policía.
Se creará, eso sí, una Comisión Mixta de Evaluación y Seguimiento, constituida a partes iguales por policías y por representantes de organismos sanitarios y asistenciales, que tendrá como misión evaluar, supervisar y controlar el funcionamiento de los diferentes centros.